Tigris

El cambio radical que sufre Tigris hace que la plantilla del restaurante kebab se emocione: “Que se emocione mi padre es muy difícil y lo habéis conseguido”.

El equipo de reformas de Pesadilla en la cocina le ha dado más presencia al nombre y han hecho un logo nuevo.

Dentro, el cambio es radical. Se ha liberado espacio para crear un ambiente “más amable”. Los tonos marrones se han cambiado por verdes y se han introducido elementos hechos a mano como las mesas de latón. Con ello se ha querido unir la imagen que tienen en la parte de abajo con la parte de arriba.